• 902 509 559 TELÉFONO Y
    VIDEOLLAMADA

    Síguenos en ...

  • Pasos que debes seguir para alquilar tu vivienda

    casero11El alquiler de una casa supone mucho menos esfuerzo y menos pasos burocráticos que comprando una casa. Pero aun alquilando el futuro arrendatario tiene que llevar a cabo una serie de trámites para cerrar la operación de forma segura. Los puntos que discutiremos a continuación nos ayudarán a comprobar temas como quien es el propietario del piso, si el casero deposita la fianza y otras cosas. Estos puntos serán fundamentales antes de firmar el contrato de alquiler y después.

     

     

    Antes de la firma del contrato

    1. Comprueba que quien alquila la vivienda es efectivamente el propietario:
    Es el paso prioritario, debemos desconfiar e investigar si es en realidad el propietario de la casa. Comprobar este dato es fácil y económico a través de una nota solicitada en el registro de la propiedad. Así evitaremos fraudes.

    2. Demostrar que hay solvencia a la hora de pagar al casero
    El propietario de la vivienda a la hora de alquilar, teme que el inquilino no sea solvente y deje de pagar. Por ello, el arrendatario debe pedir documentación al inquilino para evaluar su capacidad de pago. Se puede pedir una copia de la nómina, declaración de la renta o incluso los movimientos bancarios que demuestren su solvencia.

    3. Exigir una garantía adicional al inquilino
    El propietario o arrendatario a la vista de la información mostrada por el futuro inquilino decidirá si la capacidad de pago es suficiente o si se debe exigir una garantía adicional. Esta garantía podrá ser pedida como forma de dinero en un depósito o en un aval. Si se solicitase un aval bancario, habrá que entregar la documentación a la entidad financiera, que pedirá de nuevo la documentación al futuro inquilino.

    4. Estudiar bien quién recoge el contrato
    A la hora de firmar el contrato es el momento de negociar las condiciones durante el tiempo que se alquile el inmueble. Estas condiciones tienen que ser beneficiosas con respecto al precio, la renta mensual o la duración del contrato. Otro factor muy importante es aclarar quién debe hacerse cargo de los desperfectos, diferentes gastos como comunidad, luz, gas, agua, seguro, etc.

    Después de la firma del contrato

    1. Asegurarse de que el propietario ha depositado la fianza
    Cuando se firma el contrato, la ley obliga al casero a depositar la fianza en el organismo competente de la Comunidad Autónoma. Este punto es importante puesto que el dinero o depósito del inquilino a la hora de abandonar el inmueble pueda ser recuperado.
    Si el inquilino quisiese desgravar el pago del alquiler, debe saber que para poder aprovechar este beneficio fiscal algunas comunidades autónomas exigen que el arrendatario deposite la fianza donde se le exige por ley. Si por el contrario no se hace así, sería el inquilino quien pagaría, puesto que no podría aprovechar esta desgravación.

    2. Alquilar un piso supone tener que pagar impuestos
    El alquiler de una vivienda implica el pago de un impuesto llamado impuesto sobre transmisiones patrimoniales (itp). Este impuesto puede acarrear un pago de 200 euros o más, dependiendo del tipo de alquiler.

     

    Fuente de texto: Idealista.com

    Fuente de imagen: Idealista.com